Comunicado de Prensa

Con referencia a las solicitudes remitidas y publicadas en medios de comunicación por diversos representantes de los Procedimientos Especiales del Sistema de Protección de los Derechos Humanos de la ONU, del Sistema de Protección de Derechos Humanos de la OEA y de organizaciones no gubernamentales internacionales y nacionales con referencia al caso de la niña paraguaya, víctima de abuso sexual, que se encuentra en avanzado estado de embarazo, el Ministerio de Relaciones Exteriores expresa cuanto sigue:

1. La situación clínica de la niña está siendo monitoreada y controlada por una Junta Médica conformada en el ámbito interno del Ministerio de Salud y Bienestar Social y una Junta Médica Multidisciplinaria dispuesta como medida cautelar de protección por el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia, esta última integrada por representantes de la parte solicitante, de la Dirección Técnico Forense de la Corte Suprema de Justicia y del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. Hasta la fecha, según los últimos reportes ambos se mantienen en un estado de salud estable. Para disminuir los factores de riesgo que la condición de la niña implica, la misma cuenta con cuidados médicos y psicológicos especiales.

2. Con el objetivo de apoyar y asistir a la niña y su entorno familiar, el Gobierno Nacional, a través de las distintas instituciones intervinientes, ha dispuesto un plan de trabajo. Este plan consiste en cuatro ejes: eje 1.- intervención con la familia ampliada a cargo de la Secretaria Nacional de la Niñez y Adolescencia y que consta de los siguientes componentes: a) seguimiento familiar al grupo de la familia materna; b) exploración de la familia ampliada (familia paterna); eje 2.- situación de la niña que se lleva a cabo en coordinación con la Cruz Roja paraguaya y consta de: a) salud física, b) salud mental; c) albergue; eje 3.- intervención con la madre de la niña que se coordina entre el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y el Ministerio de la Mujer; y eje 4.- intervención de la niña a la familia que se lleva a cabo desde la Secretaría Nacional de la Niñez y Adolescencia en coordinación con el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia, la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia y la Consejería Municipal por los Derechos del Niño, la Niña y el Adolescente (Codeni) de la localidad en donde reside la niña.

3. Asimismo el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de la Mujer, asiste a la madre de la niña embarazada a través de la Dirección de Prevención y Atención a Víctimas de Violencia basada en Género. La madre ha recibido contención, así como apoyo psicológico y legal. Cabe señalar que se ha dispuesto medidas cautelares restrictivas de la libertad de la madre de la niña embarazada en el marco de la investigación impulsada por el Ministerio Público en el caso.

4. Sobre los sucesos relacionados a la niña, se encuentran abiertas dos carpetas de investigación fiscal en el ámbito del Ministerio Público, en las que se llevan adelante las diligencias investigativas de rigor. La primera de ellas se encuentra a cargo de la Unidad Penal Ordinaria Nº 5 de Luque en la que se ha solicitado la rectificación del requerimiento de desestimación formulado por el anterior agente fiscal de la causa. La segunda causa se encuentra a cargo de la Fiscalía Barrial Nº 7 habiéndose imputado a la madre de la niña por violación del deber de cuidado y abuso sexual en niños en grado de complicidad. El presunto autor del abuso fue capturado y puesto a disposición de la Justicia, se encuentra imputado y con una medida cautelar de prisión preventiva.

5. De igual manera, el Ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Dr. Antonio Barrios mantuvo una reunión de trabajo con directivos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con sede en Ginebra, con el objetivo de intercambiar información y opiniones sobre el caso. Los funcionarios de dicha Oficina de la ONU resaltaron y valoraron la buena predisposición del Gobierno paraguayo para el diálogo y adelantaron la posible visita al país del Relator Especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental. Finalmente destacaron el hecho de que el Paraguay se encuentra entre los países que mejor seguimiento han dado a las Recomendaciones del Mecanismo del Examen Periódico Universal, valorando la utilidad que ha tenido el Sistema de Monitoreo de Recomendaciones-SIMORE para este efecto.

6. El Paraguay es respetuoso de sus compromisos internacionales y mantiene una legislación nacional compatible con las exigencias que derivan de los tratados de Derechos Humanos, y ha dado permanente cumplimiento a sus obligaciones y responsabilidades, realizando todos los esfuerzos pertinentes para garantizar la vida y la integridad de la niña, adoptando medidas para prevenir este tipo de casos.

7. En este sentido, el Gobierno de la República del Paraguay reitera y ratifica su compromiso con los principios universales de promoción y protección de los Derechos Humanos y en su calidad de miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas insta a los expertos y organizaciones a ceñirse a las normas de cooperación, convivencia y respeto que regulan las relaciones internacionales, y los invita a visitar “in situ” el caso de referencia para que dispongan del acceso directo a la información y a los actores estatales involucrados, en consonancia con el estatus de “standing invitation” que el país sostiene desde el año 2003 para con los diversos mecanismos internacionales de protección de los Derechos Humanos.

8. Por último, el Gobierno de la República del Paraguay manifiesta que se encuentra elaborando un informe pormenorizado que le fuera solicitado por expertos independientes de la ONU, así como también proveerá, a través de sus Embajadas, Misiones Diplomáticas y Consulados en el mundo, toda la información oficial que le sea solicitada por los medios de comunicación, organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales, con la finalidad de que los interesados cuenten con información precisa y fidedigna sobre la evolución del caso de referencia.